El síndrome de Lynch es el origen del 3% de todos los cánceres de colon y recto diagnosticados