Blog

Identifican 15 nuevos “puntos calientes” genéticos de riesgo de cáncer de mama

Investigadores han descubierto otros 15 ‘puntos calientes’ genéticos que pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama de una mujer, según explican en un artículo sobre su estudio que se publica este lunes en la revista ‘Nature Genetics’. En un análisis financiado por ‘Cancer Research UK’, los expertos compararon pequeñas variaciones en la composición genética de más de 120.000 mujeres de ascendencia europea, con y sin cáncer de mama, e identificaron 15 nuevas variaciones -llamadas polimorfismos de nucleótido único (SNP)- que están vinculadas a un mayor riesgo de la enfermedad.

image_content_2762093_20150309175714

Este nuevo descubrimiento significa que se han revelado más de 90 SNPs asociados con el cáncer de mama mediante la investigación. Los autores esperan que estos marcadores genéticos puedan ser utilizados para ayudar a identificar a las mujeres de alto riesgo y que puedan conducir a una mejor detección del cáncer y prevención. El autor del estudio, Doug Easton, profesor de Epidemiología Genética en la Universidad de Cambridge, Reino Unido, señala: “Nuestro estudio es un paso más para desentrañar el enigma del cáncer de mama, así como darnos más información acerca de cómo y por qué puede heredarse un riesgo de cáncer de mama más alto. Los marcadores genéticos que encontramos nos pueden ayudar a dirigir las medidas de detección y prevención del cáncer en las mujeres que más las necesitan”.

La siguiente parte de la solución del rompecabezas consiste en investigar para entender más sobre cómo las variaciones genéticas trabajan para aumentar el riesgo de una mujer. Y estamos seguros de que hay más de estas variaciones aún por descubrir

plantea este investigador. El estudio se llevó a cabo por decenas de científicos de todo el mundo que trabajan juntos en el ‘Breast Cancer Association Consotium’. Cada una de las variaciones genéticas, identificadas a través de este estudio y otras investigaciones, se sabe que elevan el riesgo de cáncer de mama de una mujer en una pequeña cantidad, pero algunas personas tienen un montón de estas variaciones que se suman a un riesgo significativamente mayor.

“Estamos descubriendo poco a poco los secretos de cáncer de mama a nivel genético y aprender la mejor manera de hacer frente a esta enfermedad que todavía se lleva demasiadas vidas. Este último estudio añade más detalles a nuestro mapa genético de riesgo de cáncer de mama y podría ayudar a desarrollar nuevas maneras de identificar a las mujeres con mayor riesgo para que podamos detectar el cáncer de mama temprano en el futuro”, concluyeNell Barrie, gerente de comunicaciones científicas de alto nivel en el ‘Cancer Research UK’.