Blog

700 españoles con síndrome de Lynch desarrollan un cáncer evitable cada año

Unos 700 españoles con síndrome de Lynch desarrollan cada año un cáncer colorrectal y de endometrio que se podría haber evitado, una cifra que representa el 3% del total de tumores de este tipo que se diagnostican.

Lo ha explicado a Europa Press la responsable de la Unidad de Cáncer Familiar del Servicio de Oncología del Hospital Vall d’Hebron, Judith Balmaña, coincidiendo con la II Jornada para Familias con Síndrome de Lynch, que se celebra este sábado en Barcelona para “dar protagonismo a los afectados, principalmente personas sanas con mucho riesgo de tener cáncer”.

El síndrome de Lynch es una condición hereditaria asintomática que dispara la probabilidad de presentar cáncer colorrectal y de endometrio, y en menor medida de ovario, estómago, intestino delgado, tracto hepatobiliar, páncreas, tracto urinario superior, cerebro, próstata y piel.

La edad media en la que se presenta el cáncer de colon es de 64 años en la población general, mientras que en los afectados por el síndrome se reduce a los 44 años, algo que se debe a mutaciones germinales en los genes MSH2, MLH1, MSH6 y HPMS2, ha concretado.

Ha pedido que se desarrolle un programa de prevención que permita “detectar con anticipación” a las personas con este síndrome y evitar que desarrollen un cáncer, así como que se haga seguimiento de las familias en las que ya se conoce esta predisposición.

Casi en un 20% de los pacientes con síndrome de Lynch aparece más de un tumor al mismo tiempo en diferentes localizaciones, mientras que, en casi la mitad de los casos, los tumores pueden presentarse en diferentes localizaciones con años de diferencia.

MÁS PREVENCIÓN

“Si se hace prevención y se lucha por detectar los casos, se podrían evitar muchos tumores”, ha manifestado, y ha destacado que actualmente se suele detectar a las personas con este síndrome cuando ya han desarrollado el cáncer.

Esto se debe a que los afectados por el síndrome de Lynch no presentan sintomatología alguna más allá del “enorme” riesgo de desarrollar un cáncer, lo que hace que sea muy complicado detectarlo.

La Jornada de este sábado está coordinada por la Asociación de Familias Afectadas por el Síndrome de Lynch (AfaLynch) con el apoyo del Hospital Clínic de Barcelona y del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), como miembros de su comité científico.